Libros upside down

A lo largo de este siglo y del pasado, cada 23 de abril han sucedido dos cosas:

  1. Se ha celebrado el día internacional del libro
  2. Se han creado todas las listas habidas y por haber sobre libros

Y es hoy cuando uno se pregunta: “y esta fiebre culturo-consumista de dónde ha salido?”. Y rápidamente se suceden otra gran cantidad de preguntas acerca de los libros, de la educación, de nuestra relación con la cultura e incluso sobre la relación causa-efecto que produce Netflix sobre nosotros (y es por este motivo, señores, que los creado de Narcos están apostando tanto por los documentales, para no acabar de volver loca de remate a toda la población).

Pero claro, nosotros no seremos diferentes y aquí os traemos los números uno en sus respectivas categorías. Probablemente nunca leeréis ninguno de estos libros pero como mínimo esta lista os servirá para quedar como unos grandes literatos delante de los amigos. Aquí va una de tantas otras proto-listas que no pasarán a los anales de la historia.

Las delicias de Jarvis

  1. El libro más largo: En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. Tiene la friolera cantidad de casi 3.000 páginas y decenas de miles de palabras.
  2. El libro que no dejará indiferente a nadie: Natural Bust Enlargement with Total Mind Power. No traduciremos el título al castellano (aunque más de uno se lo comprará). Libro que explica las conexiones entre diferentes partes de nuestros cuerpos.
  3. El libro más raro: Un clásico entre los clásicos, El manuscrito Voyinich. Un libro cifrado que nadie ha conseguido desencriptar, todo ello ha llevado a gran cantidad de amantes de lo paranomal y amantes de la conspiración con el verdadero contenido del libro: aliens, alquimia o una novela divertida de David Trueba, quien sabe qué secretos nos depara este manuscrito.
  4. El libro más hortera: Ganar es de horteras, de Guillermo Ortiz. Una oda a aquellos que no quieren (o no pueden) o no valoran el dulce nectar de la victoria.
  5. La mejor película basada en un libro: Aprovecharemos el último punto de la lista para aportar cordura a esta infame lista, y es que hay libros y películas que deberían ganar el Nobel de Literatura y el Óscar a la mejor Película cada año, y una de estas obras es El Padrino.

No os molestaremos más, feliz Día del libro y feliz Día de Sant Jordi, vigilad con las espinas de las rosas y con las puntas de las lanzas.

May the force be with you

Comments