El diseño y la empresa, relación esencial para el éxito

El diseño es cada vez más importante para las empresas, ahora más que nunca. Se trata de un vehículo necesario por el cual las marcas pueden (y deben) expresarse a través de un ecosistema de espacios cada vez más complejo. Es la mejor herramienta para resolver retos complejos, y el medio por el cual las compañías construyen conexiones emocionales y se mantienen en la vanguardia del cambio que estamos viviendo.

Mientras algunas empresas, estancadas durante años en procesos tradicionales y anticuados, se han apresurado a adaptar la mentalidad del pensamiento del diseño y la creatividad, aún existe una gran mayoría que no aprovechan todo el potencial de esta apasionante área.

Alinear la creatividad con la estrategia

El diseño puede ser transformador, pero sólo cuando la visión creativa y la estrategia de negocio están perfectamente alineadas. Las empresas deben analizar internamente la cultura, el ADN y las capacidades de la marca, a la vez que comprender el contexto externo más amplio.

innocent-diseño-packagingEl compromiso de los zumos Innocent con una nutrición sostenible y saludable está presente en todo lo que hace la compañía. Su logo coqueto y su embalaje juguetón son ejemplos obvios, pero va un poco más allá. Podemos ver cómo la marca traduce su propósito en sutiles elecciones de diseño; en el sitio web, un tono de voz amistoso le da la bienvenida. Los ingredientes son reportados con orgullo y total transparencia. Los envases se producen con el menor impacto de carbono posible. Colectivamente, estos elementos ayudan a expresar el propósito de Innocent con significado – como una marca humana comprometida a hacer “bebidas saludables que ayudan a las personas a vivir bien y durante muchos años”.

Crear espacio para la alegría y la seducción

En el mundo actual, siempre activo, los consumidores nos enfrentamos diariamente a una sobrecarga de información. La mayoría de las empresas ya están utilizando el diseño para ayudar a los consumidores a dar sentido a este caótico panorama con interfaces intuitivas, mensajes simplificados y experiencias optimizadas. Sin embargo, la simplificación por sí sola no es suficiente. El diseño debe crear espacio para la alegría y la seducción.

Ejemplos claros; el lenguaje de diseño de Apple e Ikea adoptan la simplificación para que los usuarios puedan encontrar formas de sorprender, deleitar y estimular los sentidos. Esto es de lo que se enamoran los clientes y lo que diferencia a estas marcas de sus competidores.

Google es otro ejemplo: simple, despejado y percibido como sin esfuerzo, pero caprichoso y alegre gracias al Doodle que rodea el cuadro de búsqueda. El resultado es una marca con una inherente capacidad experiencial para atraer, deleitar y sorprender.

El diseño y la revolución digital

Mientras que la misión tradicional del diseño era asegurar una presentación consistente de la marca, el papel del diseño ha cambiado. La revolución digital, la dramática expansión del conjunto de puntos de contacto, la reducción del tiempo de atención y la reducción de los ciclos de vida, hacen que aumente la necesidad de abrirse paso con una mayor vitalidad y dimensión.

El diseño es para el negocio lo que la evolución es para la naturaleza: permite a las marcas cambiar y sobrevivir. Se está convirtiendo menos en una estrategia visual que en un medio para facilitar el diálogo continuo y construir conexiones emocionales en un mundo complejo. Y con ello, se abren infinitas oportunidades para las empresas. El mejor diseño de hoy abraza esta nueva realidad. El departamento de diseño de Jarvis crea experiencias impregnadas de la estrategia de negocio. Celebra lo nuevo y lo inesperado. Y se adapta para mantener la relevancia y la vitalidad en un momento en el que el cambio es la única constante.

libro-diseño-jarvis

Comments